COORDINADOR BÍBLICO Y ANIMACIÓN BÍBLICA

 

El 13º Capítulo General reconoció oficialmente al apostolado bíblico como una prioridad de nuestra bibliapanam-1-1Congregación. “Somos conscientes de que, al tratar el tema de la Palabra de Dios, la Biblia, nos estamos refiriendo a nuestra misma esencia de Congregación del Verbo Divino… el apostolado bíblico forma parte integral de la herencia que nos legó el Beato Arnoldo Janssen, y de que, como misioneros del Verbo Divino, deberíamos hacer del mismo una nota característica de nuestro trabajo misional” (Nuntius XII, págs. 726).

Realmente nuestro fundador quería que sus seguidores amaran la Palabra de Dios: “Cuán ricas de contenido son las palabras de la Sagrada Escritura. Por eso, que los cohermanos sepan tenerlas en gran aprecio… Los miembros de la Congregación del Verbo Divino deben ser cultores de la Sagrada Escritura y agentes de difusión de estas verdades” (Nuntius XII, págs. 519-520). Más aún, nuestro nombre nos exige ser religiosos que escuchan la Palabra de Dios, viven por la Palabra, y proclaman la Palabra de Dios a otros.

Enraizados en la Palabra de Dios.

“Nos hacemos socios del Verbo Divino en la medida en que escuchemos la Palabra de Dios y la vivamos” (Co.106). “Nuestra tarea fundamental es la proclamación de la Palabra” (Co. 107; ver también Co.102). “Como colaboradores de Cristo buscamos constantemente inspiración en la Palabra de Dios. En la lectura bíblica nos abrimos a la voz del Espíritu Santo quien nos ayuda a comprender la palabra, a hacerla nuestra y a transmitirla a los demás.” (Const.407; ver también 407.1 y 2).

2.2 Se ha hecho normal para nuestras Provincias considerar al apostolado bíblico como una de las maneras características de ponernos al servicio de la Iglesia local. Lo hemos hecho, por ejemplo, estableciendo centros bíblicos (como el programa Dei Verbum en Nemi). Al enfatizar la Palabra de Dios en la evangelización y en nuestros compromisos pastorales estamos respondiendo a una de las necesidades básicas de renovación permanente de la Iglesia.

Una resolución del 13º Capítulo General pide a las provincias que “favorezcan el apostolado bíblico con fondos y personal adecuados” (Nuntius XII, págs. 727).

Coordinador bíblico provincial.

slide_1Cada provincia de la Congregación deberá tener un coordinador bíblico, que será nombrado por el Superior Provincial con el consentimiento de su consejo. Generalmente es nombrado por un período de tres años y puede ser renovado en el cargo. De acuerdo a las circunstancias el trabajo del coordinador bíblico será de dedicación exclusiva y/o se podrá nombrar a más de un coordinador bíblico.

El Provincial deberá consultar al coordinador antes de tomar importantes decisiones relativas al apostolado bíblico. Aunque el rol del coordinador es informativo y consultivo, el Provincial deberá tomar especialmente en cuenta sus recomendaciones.

Se debe asegurar una buena preparación para el coordinador bíblico (por ejemplo, por la participación en el curso Dei Verbum en Nemi).

Funciones del coordinador bíblico provincial.

con-la-biblia-joven-600x460Coordinación: La responsabilidad principal del coordinador bíblico es coordinar las actividades bíblicas en la Provincia, no necesariamente estar involucrado en todas ellas. Dichas actividades varían de una Provincia a otra dependiendo de las necesidades, desafíos y posibilidades de cada situación local. El coordinador bíblico deberá centrar su atención tanto en los cohermanos (ad intra) como en otros (ad extra).

Promoción / Animación:

Crea conciencia de los apostolados bíblicos y del ministerio de la pastoral bíblica; anima a los cohermanos a darle un fundamento bíblico a sus diversos apostolados; apoya a los cohermanos comprometidos en diversos apostolados y ministerios bíblicos; estimula tanto a los individuos como a las comunidades a seguir la lectio divina y a compartir la Palabra, y recuerda a los miembros de la provincia, incluyendo a los que están en formación inicial, que el apostolado bíblico es una dimensión característica de nuestro carisma religioso misionero (Nuntius XIV, pág. 81).

Provisión de materiales:

Reúne y distribuye Biblias y otros materiales; anima la traducción y distribución de Biblias y material bíblico en idiomas locales; comparte y distribuye materiales y métodos que se han demostrado útiles en el ministerio de la pastoral bíblica.

Formación:

Organiza seminarios, talleres y sesiones de capacitación en el ministerio de la pastoral bíblica tanto para cohermanos como para los fieles; anima a algunos cohermanos a especializarse en exégesis, teología bíblica o en el ministerio de la pastoral bíblica.

Organización:

Mantiene contacto regular con los coordinadores bíblicos locales, zonales y del Generalato; colabora activamente con el Secretario de Misiones y con los coordinadores de comunicación y de JUPIC de la Provincia; anima la colaboración con las Hermanas SSpS, con otras comunidades religiosas, diócesis y con los laicos; anima la creación de estructuras que promuevan y apoyen el ministerio de la pastoral bíblica en la Provincia (por ejemplo, centros de pastoral bíblica).

Investigación:

Busca nuevos materiales y métodos, útiles en el ministerio de la pastoral bíblica, y trata de mejorar los existentes; evalúa y recomienda ministerios bíblicos; participa en reuniones y conferencias que promuevan el ministerio de la pastoral bíblica; informa al Capítulo Provincial sobre los ministerios bíblicos llevados a cabo en la Provincia; informa sobre las actividades bíblicas de la Provincia a los coordinadores bíblicos de la zona y del Generalato; les envía un informe trienal más amplio (ver Manual D-22).

Coordinador bíblico zonal.

Cada una de las zonas de la Congregación tendrá un coordinador bíblico, elegido según las normas aprobadas para dicha Zona.

Las funciones del coordinador bíblico zonal son similares a las del coordinador bíblico provincial. Sin embargo, en vista que sus intereses son más zonales que locales, sus funciones más importantes son de promoción y colaboración (trabajo en red) entre cohermanos de diferentes provincias.

Promoción:

fam_1promueve y apoya los apostolados bíblicos y la pastoral bíblica en toda la Zona; anima a los cohermanos a comprometerse en estos ministerios; fomenta las prácticas de la lectio divina y el compartir la Biblia en nuestras comunidades.

Colaboración (trabajo en red): Fomenta y facilita el intercambio de información, materiales, programas y enfoques entre las Provincias de la Zona; mantiene contacto con los coordinadores bíblicos provinciales de su zona y con los coordinadores bíblicos de las otras zonas, con el coordinador bíblico del generalato y con los distintos secretarios de áreas; ayuda en el intercambio de expertos y facilitadores.

Coordinador bíblico del Generalato:

El Superior General y su consejo nombran un coordinador bíblico del Generalato. Será el contacto entre el Generalato y las Zonas y Provincias en el área del apostolado bíblico.

aguirre-cursoveranoLas funciones del coordinador bíblico del Generalato incluyen una coordinación más global de actividades bíblicas de la Congregación. Estas funciones son similares a las de los coordinadores bíblicos provinciales y de los coordinadores bíblicos zonales, pero incluyen a toda la Congregación. Son especialmente importantes las tareas de animación, colaboración (trabajo en red) y clarificación.

Animación (promoción):

El coordinador bíblico del Generalato anima y apoya a los cohermanos que se han especializado en diversos ministerios bíblicos. También alentará a todos los cohermanos a integrar la Biblia en sus actividades espirituales, comunitarias y misioneras.

Colaboración (trabajo en red):

En su tarea de coordinar las actividades bíblicas de la Congregación, el coordinador bíblico del Generalato se mantendrá en contacto con los coordinadores bíblicos de las provincias y de las zonas, así como con organizaciones bíblicas y con aquellos que realizan apostolados bíblicos especializados. Fomentará el intercambio de información entre el Generalato, las Zonas y las Provincias. Trabajará en estrecha colaboración con el Secretario de Misiones, el Secretario para la Formación y Educación, el Coordinador de Comunicaciones y el Coordinador de Justicia, Paz e Integridad de la Creación. Buscará también la colaboración con las Hermanas SSpS y otros asociados a nuestro ministerio de pastoral bíblica. Finalmente, mantendrá informado al Superior General y a su consejo de los diversos ministerios bíblicos en los que está envuelta la SVD.

Clarificación:

blatiAdemás de estimular la investigación en el campo de nuevos métodos y materiales de pastoral bíblica, el coordinador bíblico del Generalato tomará parte activa en todo lo relacionado con el rol de la Biblia en la espiritualidad, la vida comunitaria y la misión de la Congregación.

Compártelo: