Con motivo del Día de Oración por los Pueblos Originarios –que la Iglesia en Chile fijó para el último domingo de agosto-, el domingo 25 se vivió una Eucaristía en la parroquia El Sagrario, organizada por la Pastoral Mapuche de Santiago.

A la celebración asistieron hombres y mujeres pertenecientes a pueblos indígenas, religiosas y feligreses que se acercaron al templo ubicado a un costado de la Catedral Metropolitana.

La misa fue presidida por el P. Matías Platzer SVD y concelebrada por los verbitas Paulo Becker SVD y Luis Manuel Rodríguez Tupper SVD, encargado de la Pastoral.  También acompañó el P. Diego Irarrázaval de la Congregación de la Santa Cruz.

Convocatoria

Según los organizadores, el Día de Oración es una invitación a “orar ‘por’ y ‘con’ los Pueblos Originarios con la mirada y el corazón abierto al clamor de los pueblos”. Además –detallaron- es una oportunidad para “sensibilizar a la sociedad y al Estado a reconocer constitucionalmente las identidades, lo cual significa no solo reconocer que tienen costumbres y cosmovisión propia, sino también derechos legales que resguarden su identidad, territorio y autonomía”.

Así lo expresó en su homilía el P. Luis Manuel Rodríguez, quien pidió rezar “para que los chilenos entendamos dónde está el mejor camino, dónde se pueden hacer las cosas de manera que sirvan a los que están más necesitados”.

Al finalizar la celebración eucarística, los asistentes compartieron alimentos en un clima de fraternidad y diálogo.

Historia

El Día de Oración por los Pueblos Originarios en Chile surgió por iniciativa de los obispos del sur y en la Arquidiócesis de Santiago la Pastoral Mapuche se hecho cargo de promover el evento en todas las comunidades parroquiales.

A su vez, la organización -liderada por el P. Luis Manuel Rodríguez SVD- continúa siendo un referente para muchos católicos de origen mapuche residentes en la Región Metropolitana que han encontrado en la Pastoral espacios de encuentro y diálogo.

En tanto, a nivel Provincial, los Misioneros del Verbo Divino poseen un amplio historial apostólico en territorio mapuche. Uno de los primeros acercamientos se produjo allá por el año 1986 cuando la Congregación asumió una parroquia en la localidad de Puerto Domínguez.

Sin embargo, mucho antes religiosos y laicos  ya habían arribado a la región de La Araucanía con las denominadas “misiones de verano” para emprender las primeras actividades misioneras.

Actualmente, la Congregación cuenta con una parroquia emplazada en territorio mapuche: Sagrado Corazón de Jesús de Quepe, desde donde apoya no sólo el ámbito pastoral, sino también el aspecto cultural.

 

 

 

Compártelo: