En una emotiva ceremonia, la Parroquia Espíritu Santo de Osorno impulsó la edificación de su templo y respectivas dependencias.  El acto -realizado el Domingo de Pentecostés-  fue encabezado por integrantes de la comunidad; el administrador apostólico de la Diócesis de Osorno, monseñor Jorge Concha OFM; el superior provincial de los Misioneros del Verbo Divino, padre Graziano Beltrami SVD; el párroco Adan Lugowski SVD y autoridades civiles de la zona.

Obra

Con la bendición y colocación de la primera piedra, los fieles presenciaron el  paso inicial para concretar un esperado recinto que albergará sus actividades pastorales. 

El proyecto incluye la construcción del templo con una capacidad de 200 personas, cuyas dimensiones serán de 21 por 10 metros.  También incorpora  oficinas para la secretaria y el párroco, un salón multiuso, cocina, baños y salas destinadas a las catequesis.

Inversión

Adan Lugoski SVD explicó que el complejo parroquial implicará una inversión de $350 millones, cuyo financiamiento será cubierto por la Fundación Cultura Nacional.  

“Los encargados de la obra se encuentran ultimando los detalles logísticos y el miércoles 13 de junio comenzarán los trabajos en el terreno”, indicó el P. Adan.

Templo

En su mensaje, el obispo agradeció a “Fundación Cultura Nacional, a la Congregación del Verbo Divino, al provincial, al padre Adan y a todas las personas que trabajaron y que se esforzaron por conseguir los recursos con los que este anhelo tan esperado se concretará pronto”.

Monseñor Concha añadió que “toda parroquia necesita un templo, una sede y este anhelo ha sido expresión de responder a esa palabra que nos viene del mismo Señor Jesús: ‘así como el Padre a mí me ha enviado, yo también los envío a ustedes’.  La misión que el Padre le dio al Hijo y Él a nosotros, para cumplirla también se necesitan instrumentos, medios y un templo es uno de ellos que invita a reunirse y celebrar el nombre del Señor”.

Parroquia verbita

La Parroquia Espíritu Santo de Osorno fue creada el 26 de diciembre de 2007 debido al aumento considerable de la población en el sector Quinto Centenario.  El obispo de la época, monseñor René Rebolledo,  transfirió la responsabilidad de su servicio a los Misioneros del Verbo Divino.   

 

*Con información de la Diócesis de Osorno.

 

Compártelo: