Este domingo, la Iglesia celebra al Buen Pastor, a Jesús el que da la vida por sus ovejas. Estamos actualmente en un tiempo en el cual nosotros hemos dejado de seguirle, en el cual ya no nos importa más Dios en la vida. El deterioro al amor a Dios en la sociedad ha ocasionado que las vocaciones del buen pastor disminuyan. Pidamos al dueño de la mies por vocaciones y por hombres y mujeres valientes que quieran seguir dando testimonio del buen pastor.  Ingresa en el link debajo al comentario al evangelio:

Comentario al Evangelio Dominical (22/04/18) “YO DOY MI VIDA POR MIS OVEJAS”

Compártelo: