Nuestros cohermanos y la situación en Venezuela

La peligrosa y deplorable situación del país asolado por la situación económica de Venezuela nos hace pensar en nuestros cohermanos que trabajan en dos parroquias en la zona de Maracaibo, la Parroquia Eclesiástica de San Isidro y la Parroquia Santisimo Sacramento. Cuatro de nuestros cohermanos están trabajando en estas parroquias:

El padre Jaime Zuluaga que ha llegado recientemente, Yohanes Krisostomus Nak Mau, que actualmente está de vacaciones en Indonesia, el Hno. Renato Parmagnani y el padre Piotr Karolewski.

A medida que la nación entera se hunde en una situación sin precedentes e incontrolable, nuestros cohermanos acompañan con sus feligreses sufrientes.

Contacto y apoyo para nuestros cohermanos

La Administración General, a través del Consejero General Arlindo Dias, ha seguido de cerca el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela y la situación de nuestros cohermanos. Nos hemos puesto en contacto con el Provincial de Colombia, el padre Emigdio Pino y la información inicial que nos da revela los grandes desafíos y tensiones a los que se enfrentan nuestros cohermanos. El Provincial de Colombia se puso en contacto con nuestros cohermanos Jaime y Piotr para tener una evaluación de la situación. También planea visitar el país durante el mes de mayo. Al igual que le pasa al resto de la población, hay un gran problema para adquirir alimentos y otros productos básicos.

Nuestros cohermanos se enfrentan a una gran prueba, pero permanecen firmes

Los dolorosos acontecimientos para la gente y para nuestros cohermanos han causado inseguridad e impotencia por tantas injusticias. El padre Piotr, en su carta, expresa: “Nuestros cohermanos son conscientes de que tal situación no refuerza en modo alguno nuestra presencia SVD como la habíamos imaginado y soñado, pero el apoyo moral y espiritual de cada miembro de nuestra Congregación nos dará esperanza y elevará nuestros espíritus “. Una llamada, una nota o una palmadita en la espalda desde lejos significan mucho para ellos. En esta situación llena de tensión siempre existe el deseo esperanzador de que los cohermanos en tales circunstancias estén bien templados y experimentados. Lo último que queremos que suceda es arruinar el espíritu de los cohermanos jóvenes y con menos experiencia y que no puedan hacer frente a lo que está sucediendo a su alrededor.

Para Piotr, Jaime, Renato y Yohanes vayan nuestras oraciones y, aunque lejos, ustedes están más cerca de nosotros de lo que puedan imaginar. El Padre General y su consejo piden a todos los miembros de la Congregación que oren por nuestros cohermanos. Pedimos al Señor de las misiones que mantenga a nuestros cohermanos firmes en el Verbo Divino.

Información: P. Sonny de Rivera, SVD
(basado en informes oficiales)

Compártelo: